Gastos necesarios que requiere un auto

Jul 13, 2017 8:00:00 AM8:00 carros, infoUtil
Comparte en tus redes    
Entre los mayores gastos de una familia está el de trasladarse de un sitio a otro, destinando 18% de sus ingresos a los gastos que implica ser dueños de un vehículo. Entérate de cuáles son los gastos necesarios que requiere un auto.

Por fin juntaste el dinero necesario para comprar tu carro, y como es un movimiento financiero importante para la economía familiar, es conveniente que tengas en mente que además del importe del vehículo tendrás que hacer gastos necesarios durante toda la vida útil de esta nueva posesión.

Checa cuáles son los gastos necesarios que se tienen en un auto.

El costo real de tener un vehículo incluye:

  • Derechos de licencia
  • Cuotas de inscripción
  • Impuestos
  • Primas de seguros
  • Combustible (Gasolina)
  • Llantas
  • Mantenimiento y reparaciones
  • Tasas de registro
  • Depreciación
  • Intereses / financiamiento

Combustible: En promedio el costo de combustible es de 1,682 dólares por año, de acuerdo con AAA Association Communication. Pero va a depender del carro que manejes el gasto que requiera de combustible, de los kilómetros que recorras y del precio del combustible. Por ejemplo, en cinco años una familia puede gastar 18,000 dólares en el combustible de un SUV, en comparación con 11,000 dólares para un sedán grande, según datos de Edmunds.com.

Neumáticos: Cuando necesitas comprar un nuevo conjunto de llantas, AAA estima que el costo promedio es de 147 dólares al año. Los neumáticos que ofrecen una garantía de 60.000 millas deben ser reemplazados cada cuatro años si manejas 15.000 millas al año. Agrega al costo de los neumáticos lo que te van a cobrar por instalarlos, alrededor de 60, 100 o más dólares. Por lo general, la velocidad de desgaste es dos veces mayor en la parte delantera que en los de la trasera. Recuerda que cada auto solo puede usar determinados neumáticos, checa las especificaciones que vienen en los laterales de cada neumático. 

Mantenimiento y reparaciones: El mantenimiento programado que recomienda el fabricante incluyendo cambios de aceite, rotaciones de los neumáticos, inspección y pruebas de la batería. A ese gasto agrégale las refacciones y reparaciones que va a necesitar el auto. El costo total promedio es de 767 por año, según el estudio AAA.

Impuestos y tasas: Esta categoría incluye impuestos estatales y locales, licencia, título y tasas de inscripción, y otros cargos. A nivel nacional, promediaron 665 dólares al año, según la AAA.

Seguros: Para estimar el seguro de automóvil, los aseguradores toman en cuenta el historial de accidentes de un vehículo y los costos de reparación, entre otros factores. Por ejemplo, los sedán familiares, que son conducidos por conductores experimentados, es más barato asegurarlos que los automóviles deportivos que son rápidos y costosos de reparar, según el instituto de información del seguro. Las tasas de seguro varían de un estado a otro. Puedes ver las tarifas usando herramientas de cotizaciones de seguros de coche, como la de NerdWallet.

Depreciación: Es el valor que pierde el automóvil cada año y es el mayor gasto de propiedad, según AAA. Los coches nuevos pueden perder más del 20% de su valor en el primer año, según Edmunds. Algunos modelos son conocidos por mantener su valor en el tiempo, así que busca la depreciación estimada de los coches que consideran los sitios web Edmunds o Kelley Blue Book.

Interés / financiamiento: La tasa de interés y la duración de su préstamo para automóvil afectan el costo total de financiamiento. Los préstamos para automóviles nuevos han sido cada vez más extensos, con seis e incluso siete años, y el tiempo promedio es de 67.2 meses. La tasa de interés promedio fue de 4.56% para los préstamos para automóviles nuevos, según el estudio de Experian a finales de 2014.

Los analistas hablan de un "costo de cinco años para el propietario." Dicha estimación se refiere a los costos de combustible, mantenimiento y otros, así como cuánto es posible que el coche se deprecie durante ese tiempo. Esta métrica puede ser una manera práctica de comparar autos. Sin embargo, en ocasiones un coche con un precio más bajo de venta en realidad puede costar más a largo plazo.

Otros gastos que se tienen como propietario de un carro son: multas o infracciones, llevar a lavar tu troca, pagar si utilizas alguna carretera de peaje y por utilizar un estacionamiento público.

Cuando compares coches que te gustan, ve más allá del precio de etiqueta y el pago mensual. Asegúrate de investigar los costos de conducir y tener cada modelo, para que obtengas una comparación real. Una estimación realista del costo total de propiedad de un vehículo es crucial para ayudarte a elegir un automóvil que se adapte a tu presupuesto.

Fuentes: Instituto Nacional de Estadística (INE), AAA Association Communication, nerdwallet.com.